galeria de arte

Art Prints Art Prints

miércoles, 29 de agosto de 2012

Luís Meléndez


Biografía y obras:

(1716-1780) es uno de los principales pintores españoles del siglo XVIII dedicados al género del bodegón. Nació en Nápoles, en una familia de artistas españoles. Su padre, Francisco Antonio Meléndez, pintor de cámara del rey Felipe V, se había trasladado a la ciudad italiana en 1699 y allí permaneció con su familia hasta que su hijo cumplió un año de edad.

Cuando regresan a España, se instalan en Madrid y Luís inicia sus estudios de pintura, primero junto a su padre y más tarde asistiendo a las clases de la Junta Preparatoria de la Real Academia de Bellas Artes. En estos momentos, la Academia de Bellas Artes aún no existía, se estaba formando y Francisco, fue uno de los responsables de su creación. Pero las continuas desavenencias con sus compañeros hace que poco a poco se retire del proyecto, lo que afecta al joven artista, que acaba siendo expulsado.
Trabajó como ayudante de su padre realizando miniaturas para joyas y fue discípulo del francés Louis-Michel van Loo, quien le instruyó en el retrato y en la pintura de historia. Y al quedar interrumpida su formación decide marchar a Italia por su cuenta, visitando Roma y Nápoles.

A su vuelta a Madrid en 1753, trabajará primero como miniaturista por encargo de Fernando VI, pintando bellas escenas y pequeños paisajes en los libros del coro de la Real Capilla. Después, durante el reinado de Carlos III, realizó una serie de pinturas dedicadas al Príncipe de Asturias, hijo del rey y futuro Carlos VI, pero nunca consiguió un cargo en la corte.
Se inclinó por la pintura de naturaleza muerta, especializándose en los bodegones, género al que dedicó la mayor parte de su producción.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Théodore Géricault


 Biografía y obras:
Jean-Louis André Théodore Géricault, conocido como Théodore Géricault (Ruan, Francia, 26 de septiembre de 1791 - París, 26 de enero de 1824), fue un pintor francés. Prototipo de artista romántico, tuvo una vida corta y atormentada que dio lugar a varios mitos sobre él.
Nacido en una familia acomodada de Ruan, Géricault estudió en los talleres de los pintores Carle Vernet (en donde conoce a su hijo Horace) y Pierre Guérin antes de inscribirse el 5 de febrero de 1811, en la Escuela de Bellas Artes de París.
Su primera gran obra, Oficial de cazadores a la carga, exhibida en el Salón de París de 1812, reveló la influencia del estilo de Rubens e interés en la representación de un asunto contemporáneo. Este éxito de juventud, ambicioso y monumental, fue seguido de un cambio de dirección: durante los siguientes años Géricault produjo una serie de pequeños estudios de caballos y caballeros. Exhibió el Coracero herido en el Salón de 1814, una obra más elaborada y peor recibida. En los siguientes dos años pasó por un estudio auto-impuesto de construcción y composición de figuras, mientras evidenciaba una predilección personal por el drama y la fuerza expresiva.
Tras fracasar en el concurso del gran Premio de Roma, decidió viajar a Italia por su cuenta. Quedó muy impresionado ante los pintores del Renacimiento italiano, en especial ante Miguel Ángel, así como ante el flamenco Rubens. Este viaje a Florencia y Roma (1816–17) fue provocado en parte por el deseo de huir de una relación romántica con su tía, a quien dejó embarazada.
Este viaje hizo nacer su fascinación por Miguel Ángel. La propia Roma le inspiró la preparación de un lienzo monumental, la Carrera de los caballos Barberi, una obra de composición épica y tema abstracto que prometía ser «totalmente sin paralelo en su época».4 Al final, Géricault nunca acabó la pintura, y regresó a Francia.
Desde los inicios de su carrera, Géricault demostró cualidades que le distinguen claramente de los pintores neoclásicos de la escuela de Jacques-Louis David: en efecto, prefirió tratar temas de la vida cotidiana, elevándolos a la categoría de hechos heroicos. Mostrando la desesperación y el sufrimiento de la gente, pasa pronto a ser el pintor romántico más representativo, pero por independencia de estilo y carácter poco dócil, Géricault se mantuvo al margen de los grandes encargos oficiales, un género que sí sedujo a Delacroix.
Géricault realizó entre 1821 y 1824, una serie de pinturas con modelos de locos o maníacos, tomando del natural a una serie de personas que eran tratadas en el asilo del psiquiatra Jean-Étienne Esquirol. A través de esta serie pretendía recabar un repertorio de expresiones de la locura.
Aquejado de una dolorosa enfermedad, posiblemente cáncer de huesos, Géricault pasó sus últimos años sin poder acometer pinturas de gran formato. Produjo diversas litografías con ayuda del artesano Eugène Lami.

































miércoles, 15 de agosto de 2012

Emil Nolde


Biografía y obras:
 (Nolde, Gemeinde Buhrkall, 7 de agosto de 1867 - Seebüll Neukirchen, Nordfriesland, 15 de abril de 1956) fue uno de los más destacados pintores expresionistas alemanes. Su verdadero nombre era Emil Hansen. Estuvo muy influido por Vincent van Gogh, Edvard Munch y James Ensor.
 Ha sido considerado como uno de los grandes acuarelistas del siglo XX. Perteneció a los movimientos Die Brücke y Der Blaue Reiter.
Su crispado manejo del pincel, la utilización de colores vivos y estridentes y las figuras de rostros a modo de máscaras pretendían provocar en el espectador un shock visual y emocional.
El viaje que realizó a Nueva Guinea entre 1913 y 1914 hizo que cristalizara en él un gusto por el arte tribal, que incluía tremendas distorsiones de las formas, modelos planos y violentos contrastes de color.
Cambió poco de estilo a lo largo de su carrera y se dedicó sobre todo a los paisajes y a las escenas de interior con figuras humanas. Sus paisajes, como Marzo (1916, Kunstmuseum, Basilea), son inquietantes y amenazadores.
Sus escenas con personajes como El juerguista (1919, Galería Estatal, Hannover) presentan el rostro humano como una máscara grotesca que siempre revela con crudeza emociones básicas.
En obras como el tríptico La vida de santa María Egipcíaca (1912, Kunsthalle de Hamburgo) busca un retorno a la imaginería religiosa y da un tratamiento expresionista a las escenas del Nuevo Testamento.
Simpatizante del nacionalsocialismo en su primera etapa, fue luego condenado como artista degenerado como Entartete Kunst.
En 1941 los nazis le prohibieron pintar. Durante ese tiempo pintó acuarelas que llamó ¨Pinturas no pintadas". Sin embargo, algún tiempo después produjo un importante número de acuarelas y grabados expresionistas.
Recibió la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania.























miércoles, 8 de agosto de 2012

Jan Vermeer

Biografía y obras:
(Delft, Países Bajos, 1632-id., 1675) Pintor holandés. La documentación con la que se cuenta en la actualidad parece demostrar que Vermeer no fue un pintor famoso en su tiempo, pese a lo cual en nuestros días se le considera la gran figura del siglo XVII holandés, después de Rembrandt. Probablemente, lo que más gusta de su arte es lo inusual de la temática, la fuerza de la composición y el empleo de pocos colores, claros y brillantes.
Salvo una visita a La Haya en 1672 para actuar como testigo en un pleito, pasó toda su vida en Delft, donde perteneció al gremio de pintores, que dirigió en dos ocasiones. Se cree, sin embargo, que nunca se dedicó profesionalmente a la pintura, sino que regentó el hostal heredado de su padre y el negocio de marchante de arte legado igualmente por su progenitor.
En 1653 casó con Caterina Bolnes, perteneciente a una acomodada familia católica, que le dio once hijos. La necesidad de mantener a una familia tan numerosa le impidió gozar de suficiente desahogo económico, tal como demuestra el hecho de que, un año después de su fallecimiento, la viuda solicitara ser declarada insolvente.
Sus obras, realizadas probablemente por el puro placer de pintar, representan escenas de la vida cotidiana, por lo general interiores con una o dos figuras y algunos objetos, plasmados con pinceladas densas y pastosas y con una iluminación que realza el efecto de intimidad y otorga a la escena cierto halo de misterio. Muy pocas de sus creaciones se apartan de esta línea general (algunas escenas religiosas y mitológicas), que es con diferencia la más valorada del artista.
Por el rigor de la perspectiva y los reflejos se ha llegado a sugerir que pudo servirse de una cámara oscura para producir sus obras. Creaciones muy destacadas son también los dos únicos paisajes de su mano que se conocen, en particular la Vista de Delft, obra que supera las realizaciones de los mejores paisajistas de la época.
















































































miércoles, 1 de agosto de 2012

David Teniers


Biografía y obras:
David Teniers el Joven (Amberes, Bélgica, 15 de diciembre de 1610 – Bruselas, 25 de abril de 1690) fue un pintor y grabador, hijo del también pintor David Teniers el Viejo (o David Teniers I) y padre de David Teniers III.
Fue artista flamenco de gran fama entre sus contemporáneos gracias a sus escenas de aldeanos (campesinos, granjeros, fumadores), que permiten compararle con maestros holandeses como Adriaen van Ostade, si bien opta por un costumbrismo más refinado. Otra de sus especialidades fue la de los monos pintores, donde mostraba a estos animales efectuando labores humanas.
Fue nombrado conservador de la galería del archiduque Leopoldo Guillermo de Habsburgo, gobernador de los Países Bajos (1647). En esta etapa, pintó varias escenas de gabinete, donde se mostraban las pinturas más destacadas del archiduque junto con personajes que acudían a verlas. Una de las mejores versiones de este tema (Museo del Prado) fue enviada por el archiduque a Felipe IV, seguramente para alardear de su colección. Otro cuadro de este tipo se localiza en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid. En realidad, Teniers no mostraba salones reales sino ficticios: acumulaba en un solo espacio muchas obras de arte existentes en salones o lugares diversos.
En su afán por divulgar las colecciones del archiduque, Teniers dirigió la publicación del libro Theatrum Pictorium, catálogo que describía las obras maestras de dicha colección, que en su mayor parte se conservan en el Kunsthistorisches Museum de Viena. Fue el primero en su género, tal como hoy se conocen los catálogos de arte, pues incluía descripciones y reproducciones grabadas de los cuadros (más de 200). Para esta ingente labor, Teniers pintó copias reducidas de las pinturas, que luego fueron empleadas como modelo por diversos grabadores.
El Museo del Prado posee una amplia colección de este artista, con alrededor de 40 obras.